jueves, 7 de noviembre de 2019

Yebenes, que locura.


La semana pasada tocó descansar después de un inicio de temporada cinegética fulgurante y dedicar el tiempo de ocio a hacer un poco de turismo con la familia.

El día que elegimos para salir fue el día de los santos, y decidimos hacer una visita a Consuegra por la mañana, donde disfrutamos de sus bonitos y famosos molinos.






Ahora bien porque traer esto a este blog, pues porque luego por la tarde decidimos dejarnos caer por Los Yebenes y descubrimos el maravilloso homenaje cinegético que se brinda a la caza desde este humilde pueblo, donde por cierto tienen su base de operaciones los GAROZ.




Hau multitud de detalles por donde se pase, se respira caza es evidente.




Ver el mítico elefante de la taxidermia ya fue espectacular. Lástima que estuviera cerrado me hubiera gustado ver...



No lejos estaba el parque de la naturaleza lleno de rincones especiales que te hace no saber a donde girar la cabeza. Las esculturas están mucho más que bien conseguidas, son auténticas obras de arte. Si te gusta la caza o la naturaleza es imposible no estar maravillado en él. Espectácular, único y digno de ver. Que digo, un imprescindible, dudo que haya nada parecido a esto en el mundo.




















En este mapa el único pero de todo... TAPAR EL NOMBRE DE ALCOBA!!! POR DIOSSSSSSSSSSSSS ESO NO SE PUEDE CONSENTIRRRRRRRRR JEJE




































Luego íbamos con intención de visualizar el museo de la caza pero por motivos familiares tuvimos que dejarlo para otra ocasión aunque si vimos una pequeña parte aneja y libre con la que debimos conformarnos.









Una gran visita que repetiremos para no sólo volver a disfrutar de todo, sino para ver el museo y el gran trabajo de los Garoz.

Y quien sabe, quizás haya que proponerles una exposición permanente de playmocaza, es lo único que les falta jejeje.