miércoles, 2 de septiembre de 2020

A PALOMAS EN PLAYMOCAZA

 Que tendrá la mediaveda que tanto engancha y que tantos nervios levanta en los cazadores cuando llega Agosto y Septiembre. Quizá los meses de inactividad, el ser una caza diferente, el calor… sólo sé que el paso de tórtolas y palomas me emociona y que desde que la he comenzado a practicar no fallo a la cita. 

Hoy quiero presentaros un pequeño vídeo realizado con mis playmocazadores que recoge brevemente dos puestos de palomas que espero os haga disfrutar tanto como a mi hacerlo y sirva para enfatizar que lo de menos son los resultados en la caza.



Dejo además alguna foto que han compuesto este vídeo realizadas en dos días de mediaveda de las anteriores temporadas 18-19 y 19-20  que ésta presente ni tiempo ni paisaje han acompañado para hacer nada.












viernes, 21 de agosto de 2020

Impresiones del libro 40 AÑOS MONTEANDO NARRADOS EN PRIMERA PERSONA DE LOLO MIALDEA

 



La noche de ayer concluí las más de quinientas páginas que componen las narraciones de Manuel Mialdea en su célebre libro “ 40 años Monteando narrados en primera persona”. Debo reconocer que me dio mucha pena, pues de verdad que disfrute este libro y te quedas con ganas de más, gracias a dios ya me han dejado el segundo libro del bueno de LOLO con lo que las penas ya no lo son tanto.  

Francamente no sé por dónde empezar, pues en mi mente se me entremezclan muchas sensaciones, ideas, y aprendizajes que he sacado en esta lectura de este más que experimentado montero. Como tampoco es mi intención explicar el libro, si detallaré que por medio de los capítulos que componen la obra, el autor nos cuenta a partir de sus propias vivencias multitud de parajes, en especial los que componen las zonas de Las Mesas, muchas personas con las que se ha cruzado en su vida, a las que nos acerca a través de vivencias e historias y sobre todo mucha mucha caza, en especial lances y puestos de monterías. Toda una joya que merece la pena de leer simplemente por todo esto.

Recreación de Lolo en playmobil by @playmocaza

Debo confesar que en cuanto a localizaciones y nombres de personas que se mencionan al principio, se me hizo un tanto lioso y que incluso me hizo pensar que me estaba adentrando en una lectura de marcado carácter local, y lo mismo por desconocer todo sobre aquello que estaba leyendo me iba a resultar tedioso o poco atractivo. Pocas páginas bastaron para desechar esta idea, sentirme como en casa y sentir como mi familia a su hermano Juan, a sus tíos, a Gabino, y por supuesto al propio Lolo. EL caso es que con la lectura no sólo te entretienes y te emocionas, cosa bárbara por cierto, sino que también te recreas con analizar y disfrutar muchas de las vivencias, experiencias y clases magistrales monteras y cazadoras que LOLO regala en estas líneas. Se nota que su conocimiento de los montes, de la caza y en especial de la montería son soberbios, los buenos consejos que deja caer aquí haya, algunos casi como un mantra, sobre cómo se debe de cazar y montear no nos dejan en toda la narración, haciendo que sea también instructivo, insisto en que este libro es todo un REGALO, no sólo para la gente de su generación que les hará revivir otros tiempos, sino para los que ya vamos llegando de otras hornadas, pues aquí tenemos mucho de lo que agarrarnos.





Acompaño a mi padre al monte desde los 5 años, cobrando mi primera res a los 18 años. A estas alturas de mi vida con casi 33 años sigo considerándome un aprendiz del monte, algo que no me avergüenza pues disfruto siempre y cada día de aquello que la caza pueda ofrecerme. Tengo verdadera pasión y me emociono con el solo pensar en la caza. No obstante la experiencia que voy acumulando tampoco es moco de pavo. Salvo pequeñas excepciones mi experiencia cinegética se resume en montear en el coto social de Alcoba de los montes, Ciudad Real, comarca de Cabañeros, donde mi padre ha sido socio durante 25 años, hasta que le tomé yo el relevo estos tres últimos, invirtiendo los papeles. Es un coto social que normalmente caza 9 monterías, cuyos resultados podemos describirlos como más que humildes y discretos salvo momentos y manchas concretas. Son monterías cuyos montes son cerrados de “cojones” y donde más de un rehalero que conozco se niega a ir por lo dificultoso de su caza. Los puestos son en cortaderos, cuerdas y sopies, donde casi todos los lances hay que ejecutarlos al pase del bicho al carril. Por no decir que las distancias suelen ser las justas (algo que se acerca muy mucho a lo que Lolo describe muy bien en algunas de sus andanzas manchegas (eso sí, aquí sin postas y sin nada por el estilo, la seguridad es lo primero)). Los lances en primera persona son escasos y es muy normal “el bolo”. 


Con la anterior apreciación encontrarme con este libro ha sido encontrarme con una forma de montear muy diferente y que no me ha dejado indiferente. Una cosa es saberlo y otra muy distinto meterte en ello como lo hacemos a través de las narraciones (ya vivirlo alguna vez en la vida, debe ser la hostia y con perdón). En la lectura parece que hueles las jaras y enebros, que el aire te da en la cara, que escuchas en la lejanía el latido de los perros marcando reses, las carreras de los venados, parecía que a veces me pudiera saltar un jabalí de detrás de la hamaca  de cómo es la impresión que trasmite Lolo. Es la montería en estado puro. Volviendo que me voy por los cerros de Úbeda, una de esas cosas que más me han hecho reflexionar y que tan extrañas me parecen son la posibilidad que ofrece llevar más de un arma al puesto en Andalucía. Tengo opiniones encontradas al respecto, pues por un lado creo que resta opciones al animal en un posible lance, por no hablar del posible peligro que supone tener dos armas en el puesto, pero por el otro la posibilidad de poder estar dos cazadores con sus armas engrandece la experiencia porque la hace más compartida, permite que los jóvenes cazadores aprendan de sus mayores de una forma más rápida y mejor y supone en otros casos compartir la caza con aquellos que ya van perdiendo facultades sin un ápice de perder opciones. Otra cosa con las que he disfrutado es la posibilidad de vivir de cerca el montear por invitación, entre amigos y asignando puestos en muchos casos en favor de las posibilidades de cada cazador, me parece cuanto menos sublime, todo un sueño. Montear entre amigos y con señores monteros que se respetan es un lujo, y yo no me quejo que en nuestra sociedad reina buen ambiente y pocos ansias tenemos, pero no por ello dejo de admirar aquello que el bueno de LOLO tanto ha disfrutado. Que decir de los cazaderos, tan distintos a los que aquí gastamos, con posibilidad de ver los bichos desde bien lejos, con clareras y pasos naturales que permiten jugar los lances como mejor te convengan, generar estrategias…una pasada vamos. Eso sí, no hay que obviar una enseñanza que muestra Manuel Mialdea con la que estoy muy de acuerdo y que nunca había reflexionado y es que “las reses tienen una sola muerte” y tampoco sin olvidar lo que su tío le enseño acerca de las reses cuando van de culo… Otra cosa que he admirado es la tranquilidad y seguridad que trasmite Lolo en sus lances y vivencias, son para mi todo un espejo donde me gustaría reflejarme, pues muchos ya saben que soy un manojo de nervios, incluso durmiendo. 


Recreaciones de Lolo en playmobil y jugando un lance by @playmocaza

Soy consciente que muchas de las historias que narra y las formas de cazar es más que posible que ya estén en muchos sitios en desuso, muchas se centran en los años 80 y 90,  y los tiempos modernos avanzan que dan miedo. Hay que destacar que algunas narraciones puede que entren dentro de lo políticamente incorrecto, pues hay situaciones que no son muy legales o que directamente solo son entendibles dentro de nuestro entorno cinegético o rural, bien es cierto que sino todos casi todos hacen eco a otros tiempos donde los entenderes eran diferentes a los de hoy en día. La comercialización de la caza la conducen equívocamente a una transformación que seguramente 40-30 o 20 años después ya ha debido de cambiar. No por ello hace que deje de tener vigencia, pues la caza al final en su esencia es igual siempre, y las querencias y los comportamientos de los bichos son igual antes que ahora al igual que aquí o en Sebastopol (siempre con sus matices no se me pongan quisquillosos)


En fin no me quiero extender más, pues para ello lo mejor que pueden hacer a quien no conozca la obra es leerla. La importancia de este libro es una forma de mostrar y de recoger nuestras costumbres, nuestras reglas y nuestra comprensión de lo que es la montería tradicional y de cómo los apasionados por la caza la vivían. Un escrito donde queden y no se pierdan estos saberes. Recomiendo totalmente pues a los buenos monteros su lectura, pues del veterano siempre hay un mundo que aprender. A mí me ha permitido en este agosto tan atípico poder realizar multitud de monterías y recechos junto al bueno de LOLO MIALDEA, evadirme de tantas cosas que me rondan la cabeza, disfrutar y aprender, y lo mejor de todo es que sé que muy muy pronto lo seguiré haciendo pues ya tengo la vista puesta en su otro celebre libro “ DESDE EL DOS DE LOS CASERONES” como indicaba al inicio de estos renglones torcidos. Y quien sabe quizás algún día tenga la oportunidad de conocer al bueno de Lolo en persona, y agradecerle lo mucho que he disfrutado con su libro o quien sabe  incluso de compartir con el una jornada de caza, que de sueños y esperanza vive el hombre, pero el montero aún más.


Sirva por último y homenaje al autor, las caracterizaciones que he agregado a esta entrada del autor y protagonista del libro en playmobil, que si algún día se pone a tiro le regalaré en persona como mandan los cánones de los buenos monteros, y que como no podía ser de otra manera y como cierre le pongo con una respetuosa foto con un buen guarro de ley, y es que hasta en playmobil no hay pieza que se le resista al bueno de Lolo.



pd: Gracias Nano por acercarme esta obra y recomendarme su lectura.




lunes, 17 de agosto de 2020

TORTOLEANDO EN ALCOBA, CAZA DE MEDIAVEDA DIA 2, AGOSTO 2019

 Tras el estreno de los vídeo-reportajes cinegéticos de la temporada 19-20 con el anterior video de mediaveda (pincha para verlo), hoy acerco al canal la segunda jornada de la mediaveda de dicha temporada, donde cacé de mañana en puesto de palomas y tórtolas y por la tarde en puesto en exclusiva de tórtolas. 

Ambas jornadas fueron realizadas en el coto social de Alcoba en Ciudad Real, siendo por la mañana en solitario, y por la tarde en compañía de 3 grandes cazadores, como son Carlos, Ángel y Jose.

Destacar del vídeo por un lado el gran privilegio de este coto que a día de hoy goza de una gran densidad de tórtolas y que cada año va a más aunque parezca increíble con la situación actual en europa de esta pequeña ave. La agricultura no tan agresiva, un clima que le va bien, y una accesible facilidad para encontrar alimentos quizás sean las claves, sin desdeñar la responsabilidad a la hora de cazar de los integrantes del coto que en una gran mayoría la respeta en sus cupos. Por el otro me gustaría destacar lo mal que estuve ese día la hora de tirar, a pesar de que reconozco que con la escopeta soy muy malo y aún tengo mucho que mejorar, y seleccionar mejor los tiros.

Sin más os dejo con el vídeo de dicha jornada, esperando que os agrade, recordando que es un vídeo como siempre grabado de forma humilde, en un coto igualmente humilde y que recoge una experiencia real de caza en dicho cazadero. Espero os guste.


VÍDEO DE LA JORNADA DE CAZA



A continuación y como de costumbre dejo aquí alguna foto del día a modo de recuerdo de la jornada.

























martes, 4 de agosto de 2020

JUEVES A LA MAYOR - HOMENAJE A LA MONTERÍA Y A SU PATRONA LA VIRGEN DE LA CABEZA



Con mucho retraso (mil perdones) os traigo el último de los vídeos sobre los tres dioramas realizados en CINEGÉTICA 2018 (mira aquí como fue esta feria) Una exposición que supuso un antes y un después, y todo un reto por aquel entonces que me permitió conocer y darme a conocer a muchas personas.

Sin más os dejo con el vídeo de las fotos, y a continuación con la sinopsis y descripción más detallada de la maqueta. Espero que os guste.

VÍDEO



SINOPSIS



JUEVES A LA MAYOR - HOMENAJE A LA MONTERÍA Y A SU PATRONA LA VIRGEN DE LA CABEZA

Sin duda alguna la modalidad cinegética por antonomasia de España es la Montería. Una manera única de cazar propia de la península que por medio de una organización estudiada meticulosamente previamente, y por medio del imprescindible trabajo posterior de las rehalas, consigue llevar a las reses a las posturas donde se encuentran los cazadores, dotando a nuestros montes de una sinfonía sin igual en la época de caza.

Quien ha vivido la experiencia única de vivir un lance de montería, ha tomado un adictivo que le va a tener adepto de por vida. Sentir a ese jabalí rompiendo monte desde donde vaya dios a saber viniendo hacia el puesto propio, ver ese venado “regateabalas” por el collado que te va a dar a ti la oportunidad, escuchar la ladra de las rehalas al desencamar una res, el sonido de la caracolas al inicio y final del día… estas vivencias ponen la piel de gallina al más pintado.

La montería española no es una invención moderna, ni mucho menos, es una forma de caza e incluso modo de vida que nos acompaña desde hace siglos. Es una tradición, incluso una fiesta arraigada en muchos lugares, y es que las batidas y monterías llevan consigo unas actividades y costumbres que unen muchas personas, y que sirven para sostener comarcas enteras.

Hoy en día hay incluso movimientos que quieren convertir a la Montería en Patrimonio inmaterial cultural, (actualización a agosto de 2020, el gobierno andaluz ha reconocido a la monteria como bien cultural) y desde aquí por medio de este diorama queremos rendir nuestro homenaje a la modalidad y apoyar esta reivindicación reflejando lo mejor posible todo lo que acontece en ella y así acercar a niños y mayores esta interesante modalidad de una forma diferente, reflejando los valores que la representan, los aspectos normativos y legales que la definen y por supuesto mostrando sus costumbres y tradiciones que la dan forma.

Empezando por esto último, nuestro sentido homenaje a la patrona de la caza, La virgen de la cabeza. Puede verse en el diorama una ermita, donde cazadores la rezan la tradicional salve montera (véase salve Montera al final de estas líneas). Esta recreación la firma Javier Gamo, “elplaymobilcapillita” un artista en la recreación de imágenes religiosas que ha querido participar en este sentido homenaje.

Cerca tenemos otro de los aspectos más importante de toda montería, que no es otro que las tradicionales migas, donde cazadores se saludan, comparten inquietudes y esperanzas en torno a este tradicional plato.

No lejos de aquí, se ha mostrado la parte de gestión, imprescindible para cualquier actividad cinegética, y es que los cazadores no sólo salimos al campo a tirar tiros… eso es una gran falacia, los cazadores mantenemos el monte todo el año en las mejores condiciones posibles ya que de esto dependen en gran medida que podamos disfrutar de él. Así mismo se puede observar como hay la presencia de lince, pues de la comentada gestión y conservación se benefician no sólo animales cinegéticos sino también otros, y es que una gran realidad es que este emblemático animal está subsistiendo en gran medida gracias a las fincas privadas de caza.

La montería se inicia con la colocación de las diferentes armadas, pero ésta no empieza de verdad hasta la suelta de las rehalas, donde los perros salen excitados y contentos a la caza de las reses como se puede ver al fondo derecho del diorama.

Con la suelta, los lances y carreras se van sucediendo por todo el monte, pudiéndose ver entre otros un lance a una cierva, porque sí, los cazadores no sólo cazamos machos, también realizamos la gestión necesaria con el fin de conseguir equilibrios poblacionales, pero siempre hembras solitarias, siendo respetadas aquellas que van seguidas de crías como se puede observar en otros ejemplos. Esto es observable sin ir más lejos en que los cazadores sólo apuntan con sus armas a aquellos animales cuyas circunstancias permiten su caza o disparo, pues por ejemplo, nunca tiran disparos sobre animales que están dentro del monte, o seguidos muy de cerca de los perros, ya que ambas situaciones son peligrosas y no permitidas por las normativas. Tampoco se tiran animales que están en veda como son corzos, o animales no cinegéticos como tejones, o animales de caza menuda ya que en una montería estos no pueden ser cazados.

Hemos dicho que la montería es una forma de caza tradicional, pero ésta no es incompatible con la incorporación de tecnología que permita un desarrollo mejor de la actividad, y por ello muchos cazadores llevan entre sus equipos de caza, armas Merkel Helix, sistemas de visión Leica y balas Hornady, unos grandes equipos que permiten grandes objetivos.

Por último, vemos las cámaras de Iberalia tv recogiendo imágenes para su programa semanal Jueves a la mayor, que nos permite a aficionados poder seguir de montería desde nuestros hogares, y también tenemos a los reporteros de Caza Pesca y Naturaleza de Gestiona radio, recogiendo testimonios y entrevistas para sus programas de fin de semana.

Agradecer a Javier javixoxo y a Javier elplaymobilcapillita la cesión de piezas para la recreación de este diorama.




Salve Montera

Dios te salve, Virgen de la cabeza, reina y madre de misericordia, que donde las solanas del Jándula, atalaya sois de las cumbres incómodas.

Vida, dulzura y esperanza nuestra en la grandeza de vuestro altar serrano, que cierran en columnas de rocas enmontadas los peñotes del Tamujar y del Rosalejo, sobre los azules retablos de la sierra Madroña.

Dios te salve, Patrona de los viejos monteros.

A ti llamamos, Señora de las pedrizas y de las umbrías, los desterrados hijos de Eva, que ven en Vos, la luz inmaterial que ilumina los riscos.

A ti suspiramos, Patrona de los portillos y de las manchas, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, que a tus pies dividimos para tu patronazgo en esos valles del Estema y del Benbézar, del Bullaque y del Sardinilla, del Jándula y del Guadiana, que en el mapa de España mosaico son de nuestra humilde ofrenda.

Ea, pues, Señora, Abogada nuestra; Desde tu alto santuario, laureado y castrense, bendice aquellos suelos que tu mirar sencillo endulzó siempre y cierra donde la áspera negrura de los Alarcones y el Contadero, hasta la sonrisa soleada de Valdegrana y el Socor, el garabato femenino de tu bendición generosa.

Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, para que la fuerza de tu amparo se extienda a los lejanos alcornocales de Hornachuelas y de la sierra de San Pedro; a los bravíos montes de Ciudad Real y Toledo; a las nieves del Pirineo y de Cantabria; donde unos hombres de buena voluntad, adorando a la creación entera, en ti adoran a la más alta y tierna de las criaturas.

Y después de este destierro, Virgen Santa de Andújar muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce siempre Virgen María! Protege a cuantos aman las soledades que te sirven de manto y el aire puro que es corona de luz en tu santuario.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar tus mercedes en el servicio de una caballerosa regla de intemperies, que ya condujo a Eustaquio el Romano, a Germán el Galo y a Huberto el de Aquitania, por la senda que lleva a gozar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amen.

¡Viva la Virgen de la Cabeza!

Autor: Jaime de Foxa