jueves, 28 de septiembre de 2017

Como conocí mi primer guarro de espera. Cap 2. CONTRATIEMPOS

Segundo capítulo del serial COMO CONOCÍ MI PRIMER GUARRO DE ESPERA, en el que cuento por medio de fotos y videos reales junto con otras realizadas con playmobil las peripecias de las esperas que me llevan a matar mi primer guarro en esta modalidad.

El video corresponde a una espera de junio, en la que una vez y por invitación de @RblazquezV8 tuve la oportunidad de realizar una nueva espera en Velada (Toledo)


Espero os guste!



VOLVER AL SUBMENU DE DE HISTORIAS DE PLAYMOCAZA

VOLVER AL SUBMENU DE CRÓNICAS DE DÍAS DE CAZA




lunes, 25 de septiembre de 2017

Participando en Cazando con Leica de Iberalia TV

Iberalia Tv ha vuelto a convocar una nueva edición de Cazando con Leica, celebre programa donde gente seguidora del canal tiene la oportunidad de acompañar a Manuel Mateos presentador principal de la cadena en una cacería. (Pincha para más información)

En esta ocasión las bases pedían un vídeo imitando a Manuel Mateos, y yo ni corto ni perezoso me he puesto clicks a la obra y me presente con un divertido video.




Ojala haya suerte!



viernes, 22 de septiembre de 2017

Valleguijo 2010

Hoy traigo a este humilde blog y espacio personal de internet un nuevo vídeo, un vídeo que será el primero de una serie de ellos sobre días de caza que filmé con mi cámara de vídeo años atrás y que por circunstancias tenía sin editar y ahora con el impulso de PLAYMOCAZA me he decidido a editar y a compartir con vosotros.

Estos vídeos no llevan ni llevaran material playmobil y serán editados solo con imágenes propias filmadas en el día en cuestión.

Hecha esta primera aclaración, paso a hablar sobre este primer vídeo:

La película versa sobre un día de caza en la montería Valleguijo que es una pequeña finca sita en Horcajo, propiedad del amigo de la familia, Paco Arcos.

Es una montería humilde donde las veces que hemos acudido hemos percibido desde el minuto uno que las cosas se hacen con cariño y bien. Y donde por cierto siempre hemos tirado y visto caza.

En esta ocasión la mayor parte del vídeo se desarrolla en el coche en el camino a dicha finca donde la belleza del paisaje y de los animales que aparecen en él ya hicieron de este día de caza de un día fabuloso.

Espero os guste!



VOLVER A CRÓNICAS DE DÍAS DE CAZA

VOLVER AL MENÚ DE CAZA

viernes, 15 de septiembre de 2017

Análisis mediaveda 2017


Tras dejar el pesimismo de la temporada anterior en el que nos vimos con un reducido número de días de caza, este año hemos vuelto a inscribirnos en el coto cinegético de Alcoba (donde ya os adelanto que se pueden coger días sueltos para monterías y acciones para la gente foránea del mismo) y digo hemos ya que mi padre y yo volveremos a ser pareja de baile en estas lides.

Al volver a ser socios tenemos mediaveda, días de menudas, esperas y monterías por lo que el calendario estará muy completo. Al margen de días sueltos que ya pueda ir yo completando por otros lares que eso ya será harina de otro costal.



Llegó agosto y con este mes comenzó el inicio de una nueva temporada que como ya he dicho promete ser cuanto menos apasionante. La mediaveda nos esperaba, no obstante mi padre se encontraba de vacaciones y en los primeros días no podría ir y andaba un tanto desilusionado un servidor por esta razón, hasta que mi amigo Ramón también socio, me invitó a acompañarle el día de la apertura.

La verdad estaba loco de contento pues en mi etapa de cazador, es decir sin exceptuar mi niñez, sólo una vez más había ido de torcaces y tenía muchas ganas.

Como el andaba más pillado de tiempo me encargué yo de la munición y en esta ocasión me decidí por cartuchos de 7ª de 32 de la marca RIO que a la postre nos gustaron.





El calendario cumplió y alcanzamos el día del estreno. Salí del trabajo y me hice las dos horas de viaje para llegar pronto. Tocaba cazar por la tarde. Y pese a que llegué lo antes que pude, que el calor era acuciante y tostonero, el sitio que Ramón tenía previsto coger y por donde el tenía controlado el paso, estaba ya ocupado. Por lo que tocó improvisar y nos colocamos como pudimos.




Las palomas al final cumplieron por este lugar, y pudimos tirar unas 2 3 cajas de cartuchos. Pero tiros poco limpios, pues pasaban muy altas o lejanas. Y sólo pudimos bajar dos.



En cualquier caso el resultado fue  lo de menos, ya que disfrutar del paisaje, de la multitud de caza que pudimos ver mientras nos colocamos ( varias hembras de corzo con sus corcinos, otros corzos machos, y un par de ciervos) y  en este caso de una tarde de charla con Ramón fue más que bueno.

Cuando mi padre vino de las vacaciones, nos embarcamos en el que sería el segundo día de mediaveda, previo paso por la armería la caza, donde adquirimos cartuchos de 6ª y 7ª de 32 de la marca DELSUR, que también nos gustaron.



Este día a diferencia del anterior lo enfocaríamos por la mañana, y pese a lo avanzado del calendario ya que era 2 de septiembre y que las palomas ya se habían resabiado mucho, nuestra moral como siempre estaba por las nubes. Nos colocamos donde hubieramos querido colocarnos Ramón y yo el otro día y la suerte quedó echada.






La realidad fue que a la altura de las nubes lo único que entraron fueron las torcaces, y pese a que gastamos caja y media larga de cartuchos ningún tiro fue cercano y que fueron tiros más de doblar dedo que de otra cosa. Sólo pudimos rascar una torcaz.





 En cualquier caso fue una mañana muy intensa donde la entrada de una corza a escasos 30 metros, y durante unos 5 minutos nos devolvió con creces la ilusión que teníamos invertida en esta mediaveda.









El balance por tanto de esta mediaveda aunque pobre en estadísticas ha sido enorme en otras variantes y con eso me quedo, ahora sólo queda esperar poco más de un mes a la general, veremos si los nervios nos dejan de vivir hasta entonces.



VOLVER AL SUBMENU DE MIS CRÓNICAS DE DÍAS DE CAZA

VOLVER AL MENÚ DE CAZA


lunes, 11 de septiembre de 2017

Inicio Mediaveda 2017 (videorelato)

Agosto llegó y con ella la ansiada mediaveda. Por primera vez salí al campo a disfrutarla primero con mi amigo Ramón que me dejo acompañarle y luego ya con mi padre. De esto ya hablaré largo y tendido en la próxima entrada, porque hoy el protagonismo es para las imágenes que conseguí entre ambos días, y bueno otras que preparé previamente en vacaciones. La verdad conseguí recoger suficiente material como para una nueva historia de playmocaza, donde volveré a mezclar vivencias reales con otras adaptadas con playmobil.

Espero os guste!




VOLVER AL MENÚ DE HISTORIAS DE PLAYMOCAZA

lunes, 4 de septiembre de 2017

Armeria La Caza en Toledo

Inmersos en media veda, y de cara al que sería el segundo día de ésta, necesitábamos cartuchos. Y tocaba comprarlos, y ni cortos ni perezosos nos fuimos a Toledo a visitar a la familia, a la ARMERIA LA CAZA.





Lo primero que uno visualiza al entrar es un lugar cálido, y donde los recuerdos abundan por aquí y por allí. Donde toda clase de artículos llaman la atención del más pintado y la variedad de los mismos hacen localizar lo que necesites fácilmente y tener además una gran variedad entre la que elegir, y aún así, sino lo tienen seguro que te lo encuentran.

















Son una armería de toda la vida, de hecho Ignacio, ya vendió a mi padre la escopeta que hoy es mía, y otras muchas cosas.

El trato es formidable siempre dispuestos a ayudar y eso hace que cuando hablo de armería familiar lo hago no sólo porque haya lazos sanguíneos, que los hay, sino porque uno allí se siente a gusto y en familia. Héctor que es el armero y que según nos comentó Ignacio ya lleva un tiempo con él, se ve en seguida que entiende y eso da una confianza terrible. De hecho yo le conocía y por una foto que me vio en este mismo blog me supo sacar unos defectos en mi arma y en mi forma de tirar. Cierto es que Ignacio no se queda atrás, muchos años le alaban y el también lo identificó nada más verme jajaja.



Otro ejemplo de esto mismo que comento, es que llegamos con la intención de comprar cartuchos y nos fuimos con 3 horas de charlas sobre safaris, sobre la finca Valle de Abajo que Ignacio dirige y de la que aquí ya he mencionado muy por encima y que algún día espero hablar más ampliamente, sobre esperas, sobre monterías, sobre armas, sobre anécdotas en común de años atrás y hasta de nietos jajaja.
 (en la foto, de derecha a izquierda, mi padre, Ignacio y por último un servidor)

En lo puramente técnico diré que me llevé unos cartuchos para el plato de 24 gramos 7ª y 1/2 y para la paloma de 32 en 7ª y 6ª . Y quedé en cambiar una pieza a mi escopeta en cuanto acabe la media veda, lo cual será pronto y la verdad me alegro pues uno se siente allí como en casa y en familia.


Desde aquí mi recomendación total en hacer una visita a Toledo y pasarse por la Armeria La Caza!